Si bien el amor es un sentimiento universal, la forma de expresarlo no lo es tanto… No solo entran en juego factores culturales y de aprendizaje, sino que también influyen factores personales.

Para tener una relación amorosa exitosa no solo hay que amar… también hay que saber expresarlo y percibirlo.

Para tener una buena relación de pareja y ser felices las personas no solo necesitamos ser amadas, también necesitamos SENTIRNOS amadas.

Pero si no todos expresamos nuestro amor de la misma manera… ¿ cómo lo solucionamos ?

Los 5 lenguajes del amor

Algo parecido pareció preguntarse Gary Chapman, conocido autor y consejero matrimonial estadounidense, después de muchos años de ejercicio profesional… y la respuesta llegó forma de best seller.

En su libro “Los 5 lenguajes del amor” nos propone una interesante clasificación de las muestras de afecto en 5 categorías o lenguajes:  el contacto físico, las palabras de afirmación, el tiempo de calidad, los obsequios y, por último, los actos de servicio.

5 tipos de muestras de afecto

Contacto físico

Esta es, quizá, la forma más primaria en que recibimos y damos amor: a través del contacto piel con piel.

Incluso cuando somos recién nacidos, y la palabra y el razonamiento aún no han empezado a desarrollarse, ya sentimos el amor y cariño de nuestras familias por la forma en que nos sostienen, acunan, acarician… Cosas como dormir abrazados, dar besos o ponerle a tu pareja una mano en la rodilla para dar seguridad entrarían en esta categoría.

Palabras de afirmación

El amor también se hace sentir, por supuesto, con palabras.

Más allá de los escuetos y directos “te quiero” o “te amo”, el amor puede manifestarse a través una comunicación verbal donde se exprese a la persona amada el afecto que se le tiene, y toda una serie de emociones positivas que nutren la relación (confianza, admiración, atracción, cariño…).

Dentro de este apartado entrarían cosas tan variadas como un piropo, decirle a tu pareja que confías en su criterio, escribir una carta romántica…

Tiempo de calidad

En una sociedad donde nuestras rutinas son cada vez más aceleradas y ajetreadas, donde lo urgente muchas veces nos ocupa más tiempo que lo importante, este es un lenguaje prácticamente en vías de extinción.

¿Cuánto hace que no dejas el móvil de lado para dedicar toda tu atención a disfrutar de tus seres queridos…?

Los regalos

Otro lenguaje del amor es el de los obsequios, que no tienen por qué ser materiales o costosos.

Las personas que expresan su afecto con estos gestos suelen ser personas detallistas que disfrutan teniendo y recibiendo detalles.

Actos de servicio

Otra forma de expresar amor es mediante los pequeños actos prácticos de servicios y utilidad: recados, pequeñas reparaciones, etc.

Se trata de dedicar tiempo y esfuerzo a facilitarle las cosas a la persona amada. A menudo personas que tienen dificultades con expresar su afecto mediante el contacto físico y las palabras, se expresan por esta otra vía.

ENCUENTRA TU PAREJA IDEAL EN SAMSARA

 

De acuerdo con el planteamiento de Chapman, todos los actos de amor se podrían incluir en uno de estos cinco grupos, y todas las personas tendríamos dos idiomas principales del amor: uno primario, y el otro secundario.

¿Cómo podemos utilizar esto para mejorar nuestras relaciones con los demás?

En primer lugar – y siempre es buen momento para esto, da igual si ya tienes pareja o aun estás buscando al amor de tu vida – conócete a ti mismo. Reflexiona, piensa, desgrana, ¿de qué forma expreso yo mi amor?

En segundo lugar, ahora que conoces los diferentes lenguajes del amor, ábrete a ellos: ya estás preparado para reconocerlos y no permitir que “hablar diferentes lenguajes del amor” con tu pareja (o futura pareja) cree malentendidos.

Aprende a identificar la forma de expresar de los demás, tanto como para reconocer aquellas muestras de afecto que se perdían en el proceso como para poder expresarte también en ese mismo idioma de vez en cuando y mejorar la relación.